La mente y el éxito

0
-Publicidad-

Parte de encontrar la felicidad es alcanzar tu éxito personal. Esto es algo que nadie te lo puede dar, te toca a ti. Tienes que planificarlo, trabajarlo y cultivarlo. Una vez lo alcanzas tienes que saber qué vas a hacer con él. Hay muchas guías de cómo mantener la salud física para poder tener éxito, pero nos olvidamos que la verdadera clave del éxito y el placer de la vida está en la mente. Preparar la mente para tener éxito incluye más que estudiar una materia. La mente exitosa estudia todas las materias y las integra. Eso te llevará a funcionar mejor en el área de desarrollo personal que has escogido. La mente exitosa prepara planes y los ejecuta con inteligencia y sabiduría. Siempre es activa, ya que todo éxito es la conclusión de las acciones y cuándo sabes descartar lo que no funciona, tanto en lo personal como en lo profesional.

Para lograrlo, necesitas disciplina, que son hábitos efectivos que has desarrollado a través del tiempo. Necesitarás un cuerpo saludable y llegar al conocimiento personal de cuerpo y mente que te llevará a lograr el enfoque integral de crear soluciones efectivas con las cuales obtendrás el éxito personal. Conocer tu mente significa conocer tus emociones, tus gustos, tus disgustos, tus reacciones y tus patrones de pensamiento. En años recientes, la meditación tipo “mindfulness” se ha popularizado, pues además de ayudarte a entender mejor tu mente, ayuda al desarrollo de hábitos positivos. Eso es justo lo que necesitas para alcanzar y mantener tu éxito.

Una vez obtengas el conocimiento personal para preparar tu mente a tener éxito, necesitas prepararte para el próximo paso: trascender. Hay miles de formas en las cuales las personas llegan a la trascendencia personal. Todas envuelven el expandir el conocimiento más allá de lo dogmático y entender al mismo tiempo de forma profunda y simple tu realidad personal. No importa cuánto sepas y cuánto éxito tengas, siempre serás estudiante y siempre debes tener generosidad con tu conocimiento, enseñando a los demás. No existe éxito real en el egoísmo, entonces ¿cómo trascender? Existen diez mil caminos. Explora y lo encontrarás.